13 de enero de 2016

Los Artefactos de Uaxactun, Guatemala.

Estimados amigos, en este post les copio los links desde donde pueden descargar y compartir la traducción hispana del libro: Los Artefactos de Uaxactun, Guatemala (The Artifacts of Uaxactun, Guatemala), de Alfred V. Kidder, Publicación 576 de la Carnegie Institution of Washington (ahora Carnegie Institution for Science), 1947. El primer link es mio, el segundo es de la institución Carnegie.

https://drive.google.com/file/d/0B2Dags9OHgBSNXZ1dkU3MEZac3c/view?usp=sharing

https://carnegiescience.edu/about/history/books

25 de mayo de 2014

Práctico vrs. Moda

Necesitaba una de esas bolsas tipo costal para mercado. Fui al mercado y compré una azul mediana para que no desencajara con mi masculinidad.

Llegué al supermercado, la dejé en “paquetes”. Entré a comprar lo que necesitaba. Luego de pagar me aproximé al mueble para pedirla y meter las bolsas plásticas entre ella.

Viéndome por un rato, antes que me fuera, me dice la encargada:
-Usted que es caballero usa bolsa de mercado. Si viera cuántas mujeres vienen aquí con bolsas tan pequeñas que no les cabe nada. Deberían aprender de usted.

Yo:
-Jajaja, es que en ellas puede más la moda.

Encargada:
-Como me cae mal que vienen y me dejan el montón de bolsitas, y luego no les cabe nada.


Pues tenía razón la encargada, ha de caer mal eso de estar guardando tantas bolsas que prácticamente no sirven para nada. En mi caso, prefiero lo útil. Claro, siempre que la bolsa sea azul y mediana.

2 de febrero de 2014

Don Ramiro

Don Ramiro aprovechaba cualquier oportunidad para hacerles saber a los demás compañeros excavadores que su situación económica estaba mejor que la de ellos. A veces exageraba.

Tal día Don Ramiro se presentó a trabajar aquejado por una tos que a los demás sonaba un poco rara. Conforme pasaba el día y en un momento cuando todos estaban juntos, Don Ramiro arreció su tos notablemente. Por fin, un compañero preguntó:

-¿Qué hay Ramiro? ¿Estás malo?

Don Ramiro respondió rápidamente casi como si ya lo hubiera repensado:

-Sí muchá, me enfermé ayer de tanto estar abriendo la puerta de la refrigeradora. Es que ya compré refri pa' la casa.

Pues todos callaron sin más qué decir. Al rato, Don Ramiro les aseguró que a partir de entonces empezaría a vender topos (helados) baratos en su casa.

Luego de pocos días de iniciado el pequeño negocio, Don Ramiro llegó sensiblemente molesto a trabajar e hizo el comentario:

-Aguanten muchá, ahora todos los vecinos tienen refri. Esa gente no puede ver que uno compre algo porque luego lo quieren ellos también.

El negocio se había acabado para él. Pero días después, a manera de reivindicación, afirmó:

-Cuando mi mujer no tiene ganas de levantarse para darme desayuno, solo abro la refri, jalo unos jamones, unos panes y listo.

Así es Don Ramiro, siempre sobresaliente. Cabe aclarar que es el más trabajador del grupo y sus resultados son mejores que los del resto. Y además sus comentarios resultan en anécdotas para siempre.

27 de agosto de 2012

Sin sexo sí hay guerra


Estaba leyendo esta noticia: http://prensalibre.com.gt/internacionales/leer_para_creer/Togo-politica-mujeres-sexo-elecciones_0_763123801.html, y me puse a pensar lo que supone la fantástica idea de estas mujeres togolesas, que privando de sexo a sus maridos los obligan moralmente a comprometerse en la lucha contra el parlamento.
Digo yo, en nuestra humanidad mundialmente machista, la abstinencia sexual “obligada” justificaría cualquier lucha con tal de recuperar ese placer y necesidad que a todos nos hace ser, ¿no les parece? Igualmente, ahora las mujeres tampoco querrían privarse de ello. ¿Vamos todos a la lucha entonces?